Loci Iacobi portada
Buscar
Inicio >Socios >Santiago de Compostela

[lang_es]El Camino de Santiago[/lang_es][lang_pt]El Camino de Santiago Portugal[/lang_pt][lang_fr]Le chemin de St-Jacques[/lang_fr]

[lang_es]

El Camino de Santiago ha sido declarado el Primer Itinerario Cultural Europeo por el Consejo de Europea en 1987 y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993; posteriormente, en el año 2004 ha sido galardonado con el premio Príncipe de Asturias a la Concordia, lo que hace que sea un referente en el ámbito Europeo. El Camino de Santiago es además, un itinerario histórico de dimensiones europeas que se extiende por casi todo el continente agrupando sus rutas a medida que se aproxima a Compostela.

La Península Ibérica (hoy España y Portugal), formaría parte, según determinados textos antiguos, de las tierras en las que el apóstol Santiago predicó el cristianismo. Tras morir decapitado en Palestina, hacia el año 44 d.C., sus discípulos, según la tradición, trasladaron su cuerpo en una nave hacia Galicia, una de las tierras hispánicas incluidas en su predicación.
Desde que en los primeros años del siglo IX (año 820) se descubrió la tumba de Santiago innumerables gentes han peregrinado a Compostela y hecho realidad las palabras que, según el Códice Calixtino, el Apóstol dijo en sueños a Carlomagno “después de ti todos los pueblos irán en peregrinación hasta la consumación de los siglos”; lo que generó una multitudinaria corriente de peregrinación hacia su emplazamiento. Esta afluencia acabó formando, desde los más diversos puntos de Europa, una densa red de itinerarios conocida en su conjunto, como el Camino de Santiago o Ruta Jacobea. El Camino de Santiago ha generado a lo largo de sus doce siglos de historia una extraordinaria vitalidad espiritual, cultural y social debido al encuentro entre gentes de tan diversa procedencia que esta ruta propició basado en el intercambio abierto de ideas y corrientes artísticas y sociales, así como un dinamismo socieconómico que favoreció, el desarrollo de diversas zonas de Europa.

El Camino de Santiago, ha sido, y sigue siendo, sin duda, la ruta más antigua, más concurrida y más celebrada del viejo continente. Jerusalén y Roma fueron durante siglos los dos polos de atracción para los peregrinos y viajeros europeos, pero no hicieron camino. Santiago también ha compartido con ellos la atracción de los caminantes y andadores de todos los tiempos pero, además, ha creado una ruta, ha hecho un Camino.

Los primeros peregrinos, en el S.XI, acudían sólo desde el interior de los reinos de Galicia y Asturias. Pero con una rapidez sorprendente, empieza Compostela a atraer peregrinos de otros reinos cristianos, incluso más allá de nuestras fronteras. Son muchas las causas y los motivos que aducen los historiadores para explicar la fiebre de los peregrinos de antaño: motivos de curiosidad, afán de aventuras…Muchas veces son intereses comerciales o intercambios culturales, algunas veces también afán de rapiña y explotación de los desamparados caminantes. Pero no cabe duda de que, en casi todos los casos, subyace el motivo religioso.
La peregrinación era en la Edad Media un símbolo de la vida del cristiano, un caminar inseguro hacia la moralidad eterna. Los caballeros del siglo XV venían para participar en torneos y conocer otras tierras, aunque siempre haciendo gala de piedad. Pintores, marinos, nobles; todos ellos antes de terminar el S.XV expresaron de una forma u otra su veneración a los restos del discípulo de Cristo.

Uno de los más famosos y conocidos peregrinos medievales de Compostela es el francés Aymeric Picaud, autor de la “Guía del Peregrino de Santiago de Compostela” sobre el Camino Francés; reconocida como la primera guía de viajes de la historia.
Que los Caminos de Santiago son arte, historia, cultura y religiosidad es algo comúnmente sabido. Pero hay otro aspecto que de gran relevancia: el enorme valor ecológico que conlleva. Porque no sólo se trata del paisaje, ese compañero inseparable del peregrino, sino del entorno en sí, del tesoro natural que cruzan o bordean las rutas que llevan a Compostela
A Galicia se puede llegar de muchas maneras, pero la mejor forma de venir es haciendo el Camino de Santiago, y caminos hay muchos una muestra de ello son los a continuación se presentan los 11 Caminos oficiales donde se expone el itinerario por el que discurre cada uno:

-Camino Francés: Tui- O Porriño- Mos-Redondela-Pontevedra-Caldas de Reis-Pontecesures-Padrón-Santiago de Compostela.

-Camino de Norte: Ribadeo-Vilanova de Lourenzá-Mondoñedo-Vilalba-Sobrado-Arzúa-Santiago de Compostela.


-Camino del Sudeste-Vía de la Plata:

Comienzo:
A Canda- A Gudiña
Variante Laza:
A Gudiña-Laza-Vilar de Barrio-Xunqueira de Ambía-
Variante Monterrei:
A Gudiña-Verín-Monterrei-Trasmirás-Xinzo de Limia-Allariz
Continuación:
-Ourense-Cea-Dozón-Lalín-Silleda-Santiago de Compostela.

-Camino Portugués: O Cebreiro-Triacastela-Sarria-Portomarín-Palas de Rei-Melide-Arzúa-Santiago de Compostela.

-Camino Portugués por la Costa: A Guarda-O Rosal-Oia-Baiona-Nigrán-Vigo-Redondela-Pontevedra-Caldas de Reis-Pontecesures-Padrón-Santiago de Compostela.

-Camino Inglés: Ferrol-Neda-Miño-Bruma-Santiago de Compostela.


-Camino Primitivo:
O Acebo-Paradavella-O Cávado-Castroverde-Lugo-Melide-Arzúa-Santiago de Compostela.

-Camino de Fisterra-Muxía: Santiago de Compostela-Ames-Negreira-Fisterra

-Ruta del Mar de Arousa y Ulla: Se recorre la Ría de Arousa y sus puertos: O Grove, Cambados, Vilagarcía, Pobra do Caramiñal y Ribeira; hasta su llegada a Pontecesures subiendo el río Ulla.

LOS CAMINOS DE SANTIAGO EN EL PROYECTO LOCI IACOBI:

CAMINO FRANCÉS: es la Ruta Xacobea con mayor peso histórico internacional. Los itinerarios que durante el Medievo cruzaban países como Dinamarca, Alemania, Suiza o Italia confluían en cuatro grandes vías en Francia y tras cruzar los Pirineos, se convertían en una única senda. Fue la principal vía de difusión cultural, de actividad económica e interés político durante este período medieval. En la segunda mitad del S. XX estas rutas recuperaron todo su dinamismo y se han convertido en una realidad espiritual, cultural y turística única en el mundo. Lo natural es hacerlas a pie, en bicicleta o a caballo para, con tiempo y esfuerzo, llegar a Compostela con un espíritu renovado. Las principales vías de este Camino entre Francia y España fueron descritas con precisión hacia 1135 en el Codex Calixtinus, libro fundamental del acervo jacobeo.

CAMINO PORTUGUÉS: es el Camino Xacobeo más concurrido, después de la ruta francesa. Sigue distintas vías desde el sur de Portugal hasta Lisboa, donde comienzan a perfilarse dos itinerarios, uno próximo a la costa y otro por el interior. En la región Norte, estas rutas, señalizadas y bien documentadas a través de los relatos de diversos peregrinos históricos, son un continuo compendio de arte y cultura compartida entre Portugal y Galicia. Gracias a este denso y secular flujo de personas que poblaron los caminos de Santiago establecidos entre Portugal y Galicia, se establecieron también fecundos causes de intercambio cultural, económico y de pensamiento.

CAMINO PORTUGUÉS POR LA COSTA: Una de las características de los Caminos Portugueses es la variedad de éstos en la Edad Media cuando recorrían el territorio portugués en dirección a Compostela. El Camino Portugués de la Costa tenía gran importancia ya que los seguían peregrinos procedentes de las tierras más occidentales de Portugal.

+Información: http://www.xacobeo.es/

SANTIAGO DE COMPOSTELA: META DEL CAMINO

La ciudad de Santiago de Compostela nació en el siglo IX, en el bosque Libredón, en torno a los recién descubiertos restos del Apóstol en un enterramiento romano; siendo aquí cuando se levantó el primer templo para honrar y protegerlos. El desarrollo en la Edad Media es espectacular, gracias al auge europeo de las peregrinaciones, que la convierte, con Jerusalén y Roma, en uno de los tres grandes centros de la Cristiandad. El culto a Santiago hace recelar a Almanzor que en el 997 arrasa e incendia Compostela llevándose a Córdoba las campanas. En 1705 el rey Alfonso II ordena levantar la catedral románica.
De esta manera, Compostela pasó de ser inicialmente un simple santuario a una ciudad, ante el rápido dinamismo generado por las peregrinaciones, siendo esta directa relación con el mundo jacobeo al que debe su actual esplendor monumental y simbólico. Con el tiempo se convirtió en una de las tres grandes ciudades santas de la cristiandad, junto con Jerusalén y Roma. La verdad es que todos los que visitan Santiago comparten que es ésta, una ciudad con una gran espiritualidad, mágica, especial, que te deja huella y a la que necesitas volver. Recorrer su centro histórico, recorrer sus serpenteadas y encantadoras calles, vivir la multiculturalidad de sus propios habitantes y de las diferentes nacionalidades de gentes que trae el camino, es toda una experiencia. Y qué decir de la joya de la corona: el conjunto Catedral-Plazas del Obradoiro, Quintana, Platería y Acivechería, una de las obras de arte más importantes de la historia. Es una de las grandes ciudades históricas europeas, lo que se le reconoció en 1985 con su declaración como Bien Patrimonio de la Humanidad.

LA CATEDRAL

Cuando llegas a la plaza del Obradoiro y te sitúas enfrente a esta majestuosa catedral, la miras y la verdad es que impone y mucho, y no sólo la primera vez que la visitas te deja sin palabras; muchos son los que se acuestan a sus pies y la sueñan colgando del cielo. Es uno de los grandes templos románicos de la historia, aunque posteriormente el elemento barroco lograse también una gran presencia en su estructura tanto exterior como interior. No menos relevante para los creyentes es el acceso a la basílica por la Puerta Santa cada Año Jubilar, único período en que se abre. El visitante de la Catedral de Santiago se encuentra con un ritual que los peregrinos practican desde hace casi mil años. El recorrido empieza en el Pórtico de la Gloria, uno de los más ricos conjuntos escultóricos románicos, obra del Maestro Mateo, realizada a lo largo de veinte años y terminada en el año 1188. El siguiente paso obligado es “el abrazo al Apóstol” situado en el altar mayor. Finalmente la estrecha escalera que hay detrás de la estatua dorada del Apóstol, conduce bajo el altar mayor a una pequeña cripta dorada que contiene los restos del santo.

EL BOTAFUMEIRO

En las celebraciones litúrgicas especiales y todos los días en años santos, a las 12 de la mañana, los visitantes podrán tener la ocasión de contemplar y disfrutar de uno de los momentos más mágicos y emocionantes del Camino de Santiago y que tiene lugar dentro de la catedral, es la singular ceremonia del Botafumeiro. Un espectacular botafumeiro plateado, de ochenta kilos de peso, cuya misión originaria ha sido aromatizar el templo, cuelga de una cuerda desde lo alto del crucero, y de un empujón en forma de impulso se desvía de la vertical, elevándose a 21 metros al alto de la bóveda con un arco de 65 metros, pasando casi rozando el suelo a unos 68 km/h dejando tras de sí un fino ronsel de humo y aroma a incienso. Sencillamente abrumador, algo que no te puedes perder si decides hacer el Camino o visitar la ciudad de Santiago de Compostela.

LA COMPOSTELA

La antigüedad de este documento se remonta al S.XIV y es el único que acredita la realización del Camino de Santiago. La Compostela está redactada en latín y la concede el Cabildo de la Catedral de Santiago a través de su Oficina del Peregrino a quienes justifican el haber recorrido al menos los últimos 100 km. de cualquiera de los itinerarios históricos a pie o 200 km en bicicleta o en caballo y también navegando. Regresar a casa con la Compostela es sin duda un recuerdo emocionante para un recorrido inolvidable y único que a muchos les marca para el resto de sus vidas.

[/lang_es]

[lang_fr]

Le chemin de St-Jacques a été déclaré le premier itinéraire culturel européen par le Conseil de l’Europe en 1987, et patrimoine de l’humanité par l’UNESCO en 1993 ; postérieurement en 2004, il a été récompensé par le prix du Prince des Asturies, ce qui en fait une référence sur le plan européen.

La péninsule ibérique (aujourd’hui l’Espagne et le Portugal) faisait partie, selon certains textes anciens, des terres sur lesquelles l’apôtre Jacques prêchait le christianisme. Après avoir été décapité en Palestine, vers l’année 44 après J.C., ses disciples, selon la tradition, transportèrent son corps sur un bateau jusqu’en Galice, une des terres hispaniques incluse dans ses prédications.

Depuis les premières années du IXème siècle (en 820) où se découvrit la tombe de Jacques, un nombre incalculable de personnes ont effectué le pèlerinage de Compostelle et font réalité les paroles de l’apôtre qui, selon le manuscrit Calixtino, disait en rêve á
Charlemagne : “Derrière toi, tous les peuples iront en pèlerinage jusqu’à la fin des temps” ; ce qui généra une multitude de flux de pèlerinages jusqu’à son emplacement.

Cette affluence finit par former, depuis de nombreux points en Europe, un réseau dense d’itinéraires communs dans leur ensemble, comme le chemin de St-Jacques ou la route de St-Jacques.

Le chemin de St-Jacques a généré tout au long de ses 12 siècles d’histoire une extraordinaire vitalité spirituelle, culturelle et sociale, due aux rencontres entre peuples de divers horizons que cette route favorisa et qui est basée sur des échanges d’idées et de courants artistiques et sociaux. ; ainsi qu’un dynamisme socio économique qui favorisa le développement de divers secteurs en Europe.

Le chemin de St-Jacques a été et continue d’être, sans aucun doute, l’itinéraire le plus ancien, le plus parcouru et le plus célèbre du vieux continent. Jérusalem et Rome furent durant des siècles les deux pôles d’attraction pour les pèlerins et les voyageurs européens, mais elles ne formèrent jamais un chemin en tant que tel. St-Jacques a également bénéficié de cette attractivité pour les marcheurs en randonnées de tous temps, mais en plus elle a créé une route, a réalisé un chemin. Les premiers pèlerins, au XIème siècle, provenaient seulement des royaumes de Galice et d’Asturies.

Nombreux sont les causes et les motifs soutenus par les historiens pour expliquer la fièvre des pèlerinages d’autrefois : motifs de curiosité, d’aventures… Très souvent, ce sont des intérêts commerciaux et des échanges culturels, en certaines occasions des voleurs prêts à profiter des pèlerins désemparés. Mais il n’y a aucun doute, dans la majorité des cas, que le motif religieux soit sous-jacent.

Le pèlerinage était au moyen-âge un symbole de la vie du christianisme, un chemin incertain vers la moralité éternelle. Les chevaliers du XVème siècle venaient pour participer à des tournois et connaître d’autres lieux, faisant toujours vœux de piété. Peintres, marins, nobles, tous, avant la fin du XVème siècle, exprimèrent sous une forme ou une autre leur vénération à la sépulture du disciple du Christ.

Un des pèlerins les plus prestigieux et reconnu pour ses pèlerinages à Compostelle est le français Aymeric PICAUD, auteur du “Guide du pèlerin de St-Jacques de Compostelle”, partie française de chemins ; reconnu comme premier guide de voyage de l’histoire.

Que les chemins de St-Jacques soient art, histoire, culture et religieux est communément admis. Mais il y a un autre aspect qui se révèle très important : l’immense valeur écologique qu’il comporte. Cela ne se résume pas simplement aux paysages, compagnon inséparable du pèlerin, mais plus largement à l’environnement en tant que tel, aux trésors naturels qui croisent et bordent les routes menant à Compostelle.

En Galice, il est possible de venir de plusieurs manières, mais la meilleure forme est le chemin de St-Jacques, et des chemins il y en a beaucoup. Vous trouverez ci-après un échantillon représenté par 11 chemins officiels où se trouve indiqué l’itinéraire par lequel passe chacun d’eux :

- Le chemin français : Tui–O Porrifo–Mos-Redondela-Ponteverdra-Caldas de Reis-Pontecesures-Padron-Santiago de Compostela.

- Le chemin du nord : Ribadeo-Vilanova de Lourenzà-Mondofiedo-Vilalba-Sobrado-Arzùa-Santiago de Compostela

- Le chemin du sud-est – Route de l’argent :

Début :

A Cando-A Gudifia

Variante par Laza :

A Gudifia-Laza-Vilar de Barrio-Xunqueira de Ambia

Variante par Monterrei :

A Gudifia-Verin-Monterrei-Transmiras-Xinzo de Limia-Allariz

- Le chemin portugais : O Cebreiro-Triacastela-Sarria-Portomarin-Palas de Rei-Melide-Arzua-Santiago de Compostela

- Le chemin portugais par la côte : A Guarda-O Rosal-Ola-Balona-Nigran-Vigo-Redondela-Pontevedra-Caldas de Reis-Pontecesures-Padron-Santiago de Compostela

- Le chemin anglais : Ferrol-Neda-Mifio-Bruma-Santiago de Compostela

- Le chemin d’origine : O Acebo-Paradavella-O Cavado-Castroverde-Lugo-Melide-Arzua-Santiago de Comostela

- Le chemin de Fisterra-Muxia : Santiago de Compostela-Ames-Negreira-Fisterra

- La route de la mer de Arousa et Ulla : sur cet itinéraire, le pèlerin traverse la vallée de l’Arousa où il rencontrera les cols de : O Grove, Cambados, Vilagarcia, Pobra do Caraminal y Ribeira ; jusqu’à son arrivée à Pontecesures en remontant le fleuve Ulla. Une fois qu’il arrive à terre à Pontecesures, il continue le chemin ne passant par Padron jsuqu’à St-Jacques de Compostelle.

St-Jacques de Compostelle : final du chemin

La ville de St-Jacques de Compostelle naquit au IXème siècle sur la forêt de Libredon, toute proche des récentes découvertes des restes de l’apôtre dans une sépulture romaine ; c’est ici que fut élevé le premier temple pour l’honorer et le protéger. Le développement au moyen âge est spectaculaire, grâce à l’essor européen des pèlerinages, qui la convertissent, avec Jérusalem et Rome, en un des plus grands centres du christianisme. Le culte à Jacques, dont se méfie Almanzon qui en 997 fait détruire et incendie Comostelle en apportant les cloches à Cordoba. En 1705, le roi Alfonso II ordonne de construire la cathédrale de style roman.

Ainsi, Compostelle passa de simple sanctuaire initial à une ville, de par le dynamisme rapide induit par les pèlerinages, faisant ainsi la relation directe avec le monde de St-Jacques à qui elle doit sa splendeur monumentale et symbolique actuelle.

Avec le temps, elle se convertit en une des plus grandes villes saintes du christianisme, à côté de Jérusalem et Rome. La vérité est que tous les visiteurs de St-Jacques sont d’accord pour dire qu’il s’agit d’une ville à la grande spiritualité, magique, spéciale, qui te laisse des traces et qui t’incite à revenir. Parcourir son centre historique, ses rues sinueuses qui vous enchanteront, vivre le multiculturalisme de ses habitants et des nombreuses nationalités qui arrivent par le chemin, est une véritable expérience. Et que dire du joyau de la couronne : l’ensemble formé par la cathédrale avec les places del Obradoiro, Quintana, Plateria et Acivecheria, une des œuvres d’art les plus importantes de l’histoire. C’est donc une des grandes villes européennes, qui fut reconnue en tant que telle en 1985 comme patrimoine de l’humanité.

La cathédrale

Quant tu arrives à la place del Obradoiro et que tu te trouves en face de cette majestueuse cathédrale, tu la regardes et c’est vrai qu’elle en impose, et qu’elle te laissera sans voix, pas seulement lors de la première visite ; beaucoup se couchent à ses pieds et se l’imaginent comme suspendue au ciel. C’est un des grands monuments romans de l’historie, bien que postérieurement l’élément baroque a pris une place importante dans sa structure aussi bien extérieure qu’intérieure. Tout aussi remarquable pour les croyants est l’accès à la basilique par la porte sainte, fêtée chaque année, seul moment dans l’année où elle est ouverte. Le visiteur de la cathédrale de St-Jacques se retrouve avec un rituel que les pèlerins pratiquent depuis quasiment 1 000 ans. Le parcours commence au portique de la Gloria, un des plus riches ensembles de l’art roman, œuvre du maître Matéo, réalisé sur une période de 20 ans et terminé en 1188. Le passage obligatoire suivant est “l’étreinte de l’apôtre” situé dans l’autel supérieur. Au bout, l’étroit escalier qu’il y a derrière la statue dorée de l’apôtre conduit en dessous de l’autel supérieur à une petite crypte dorée qui contient les restes du saint.

L’encensoir de la cathédrale de St-Jacques

Dans les célébrations liturgiques particulières, et tous les jours en année sainte, à midi, les visiteurs auront l’occasion de contempler et de profiter de l’encensoir de la cathédrale. En encensoir spectaculaire en argent, de 80 kg, dont la mission première était de parfumer l’édifice, pendu à une corde en haut de la croisée du transept. Une forte impulsion le dévie de sa position verticale, il s’élève à 21 mètres du haut de la voûte, formant un arc de 65 mètres, où il évolue ensuite en frôlant le sol à une vitesse d’environ 68 km/h, laissant derrière lui une fine trace de fumée aromatisée à l’encens. Simplement remarquable, quelque chose à ne pas perdre si tu décides de faire le chemin et de visiter la ville de St-Jacques de Compostelle.

La Compostela

L’ancienneté de ce document remonte au XIVème siècle et c’est le seul qui accrédite la réalisation du chemin de St-Jacques. La Compostela est rédigée en latin, elle est décernée par le conseil de la cathédrale de St-Jacques à travers son bureau du pèlerinage qui certifie avoir réalisé au moins les 100 derniers kilomètres à pied, quelque soit l’itinéraire historique, ou les 200 derniers kilomètres à vélo, à cheval ou bien encore en bateau. Rentrer avec la Compostela est sans aucun doute un excellent souvenir d’un parcours inoubliable et unique qui pour beaucoup les marque toute leur vie.

[/lang_fr]

[lang_pt]

El Camino de Santiago ha sido declarado el Primer Itinerario Cultural Europeo por el Consejo de Europea en 1987 y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993; posteriormente, en el año 2004 ha sido galardonado con el premio Príncipe de Asturias a la Concordia, lo que hace que sea un referente en el ámbito Europeo. El Camino de Santiago es además, un itinerario histórico de dimensiones europeas que se extiende por casi todo el continente agrupando sus rutas a medida que se aproxima a Compostela.

La Península Ibérica (hoy España y Portugal), formaría parte, según determinados textos antiguos, de las tierras en las que el apóstol Santiago predicó el cristianismo. Tras morir decapitado en Palestina, hacia el año 44 d.C., sus discípulos, según la tradición, trasladaron su cuerpo en una nave hacia Galicia, una de las tierras hispánicas incluidas en su predicación.
Desde que en los primeros años del siglo IX (año 820) se descubrió la tumba de Santiago innumerables gentes han peregrinado a Compostela y hecho realidad las palabras que, según el Códice Calixtino, el Apóstol dijo en sueños a Carlomagno “después de ti todos los pueblos irán en peregrinación hasta la consumación de los siglos”; lo que generó una multitudinaria corriente de peregrinación hacia su emplazamiento. Esta afluencia acabó formando, desde los más diversos puntos de Europa, una densa red de itinerarios conocida en su conjunto, como el Camino de Santiago o Ruta Jacobea. El Camino de Santiago ha generado a lo largo de sus doce siglos de historia una extraordinaria vitalidad espiritual, cultural y social debido al encuentro entre gentes de tan diversa procedencia que esta ruta propició basado en el intercambio abierto de ideas y corrientes artísticas y sociales, así como un dinamismo socieconómico que favoreció, el desarrollo de diversas zonas de Europa.

El Camino de Santiago, ha sido, y sigue siendo, sin duda, la ruta más antigua, más concurrida y más celebrada del viejo continente. Jerusalén y Roma fueron durante siglos los dos polos de atracción para los peregrinos y viajeros europeos, pero no hicieron camino. Santiago también ha compartido con ellos la atracción de los caminantes y andadores de todos los tiempos pero, además, ha creado una ruta, ha hecho un Camino.

Los primeros peregrinos, en el S.XI, acudían sólo desde el interior de los reinos de Galicia y Asturias. Pero con una rapidez sorprendente, empieza Compostela a atraer peregrinos de otros reinos cristianos, incluso más allá de nuestras fronteras. Son muchas las causas y los motivos que aducen los historiadores para explicar la fiebre de los peregrinos de antaño: motivos de curiosidad, afán de aventuras…Muchas veces son intereses comerciales o intercambios culturales, algunas veces también afán de rapiña y explotación de los desamparados caminantes. Pero no cabe duda de que, en casi todos los casos, subyace el motivo religioso.
La peregrinación era en la Edad Media un símbolo de la vida del cristiano, un caminar inseguro hacia la moralidad eterna. Los caballeros del siglo XV venían para participar en torneos y conocer otras tierras, aunque siempre haciendo gala de piedad. Pintores, marinos, nobles; todos ellos antes de terminar el S.XV expresaron de una forma u otra su veneración a los restos del discípulo de Cristo.

Uno de los más famosos y conocidos peregrinos medievales de Compostela es el francés Aymeric Picaud, autor de la “Guía del Peregrino de Santiago de Compostela” sobre el Camino Francés; reconocida como la primera guía de viajes de la historia.
Que los Caminos de Santiago son arte, historia, cultura y religiosidad es algo comúnmente sabido. Pero hay otro aspecto que de gran relevancia: el enorme valor ecológico que conlleva. Porque no sólo se trata del paisaje, ese compañero inseparable del peregrino, sino del entorno en sí, del tesoro natural que cruzan o bordean las rutas que llevan a Compostela
A Galicia se puede llegar de muchas maneras, pero la mejor forma de venir es haciendo el Camino de Santiago, y caminos hay muchos una muestra de ello son los a continuación se presentan los 11 Caminos oficiales donde se expone el itinerario por el que discurre cada uno:

-Camino Francés: Tui- O Porriño- Mos-Redondela-Pontevedra-Caldas de Reis-Pontecesures-Padrón-Santiago de Compostela.

-Camino de Norte: Ribadeo-Vilanova de Lourenzá-Mondoñedo-Vilalba-Sobrado-Arzúa-Santiago de Compostela.


-Camino del Sudeste-Vía de la Plata:

Comienzo:
A Canda- A Gudiña
Variante Laza:
A Gudiña-Laza-Vilar de Barrio-Xunqueira de Ambía-
Variante Monterrei:
A Gudiña-Verín-Monterrei-Trasmirás-Xinzo de Limia-Allariz
Continuación:
-Ourense-Cea-Dozón-Lalín-Silleda-Santiago de Compostela.

-Camino Portugués: O Cebreiro-Triacastela-Sarria-Portomarín-Palas de Rei-Melide-Arzúa-Santiago de Compostela.

-Camino Portugués por la Costa: A Guarda-O Rosal-Oia-Baiona-Nigrán-Vigo-Redondela-Pontevedra-Caldas de Reis-Pontecesures-Padrón-Santiago de Compostela.

-Camino Inglés: Ferrol-Neda-Miño-Bruma-Santiago de Compostela.


-Camino Primitivo:
O Acebo-Paradavella-O Cávado-Castroverde-Lugo-Melide-Arzúa-Santiago de Compostela.

-Camino de Fisterra-Muxía: Santiago de Compostela-Ames-Negreira-Fisterra

-Ruta del Mar de Arousa y Ulla: Se recorre la Ría de Arousa y sus puertos: O Grove, Cambados, Vilagarcía, Pobra do Caramiñal y Ribeira; hasta su llegada a Pontecesures subiendo el río Ulla.

LOS CAMINOS DE SANTIAGO EN EL PROYECTO LOCI IACOBI:

CAMINO FRANCÉS: es la Ruta Xacobea con mayor peso histórico internacional. Los itinerarios que durante el Medievo cruzaban países como Dinamarca, Alemania, Suiza o Italia confluían en cuatro grandes vías en Francia y tras cruzar los Pirineos, se convertían en una única senda. Fue la principal vía de difusión cultural, de actividad económica e interés político durante este período medieval. En la segunda mitad del S. XX estas rutas recuperaron todo su dinamismo y se han convertido en una realidad espiritual, cultural y turística única en el mundo. Lo natural es hacerlas a pie, en bicicleta o a caballo para, con tiempo y esfuerzo, llegar a Compostela con un espíritu renovado. Las principales vías de este Camino entre Francia y España fueron descritas con precisión hacia 1135 en el Codex Calixtinus, libro fundamental del acervo jacobeo.

CAMINO PORTUGUÉS: es el Camino Xacobeo más concurrido, después de la ruta francesa. Sigue distintas vías desde el sur de Portugal hasta Lisboa, donde comienzan a perfilarse dos itinerarios, uno próximo a la costa y otro por el interior. En la región Norte, estas rutas, señalizadas y bien documentadas a través de los relatos de diversos peregrinos históricos, son un continuo compendio de arte y cultura compartida entre Portugal y Galicia. Gracias a este denso y secular flujo de personas que poblaron los caminos de Santiago establecidos entre Portugal y Galicia, se establecieron también fecundos causes de intercambio cultural, económico y de pensamiento.

CAMINO PORTUGUÉS POR LA COSTA: Una de las características de los Caminos Portugueses es la variedad de éstos en la Edad Media cuando recorrían el territorio portugués en dirección a Compostela. El Camino Portugués de la Costa tenía gran importancia ya que los seguían peregrinos procedentes de las tierras más occidentales de Portugal.

+Información: http://www.xacobeo.es/

SANTIAGO DE COMPOSTELA: META DEL CAMINO

La ciudad de Santiago de Compostela nació en el siglo IX, en el bosque Libredón, en torno a los recién descubiertos restos del Apóstol en un enterramiento romano; siendo aquí cuando se levantó el primer templo para honrar y protegerlos. El desarrollo en la Edad Media es espectacular, gracias al auge europeo de las peregrinaciones, que la convierte, con Jerusalén y Roma, en uno de los tres grandes centros de la Cristiandad. El culto a Santiago hace recelar a Almanzor que en el 997 arrasa e incendia Compostela llevándose a Córdoba las campanas. En 1705 el rey Alfonso II ordena levantar la catedral románica.
De esta manera, Compostela pasó de ser inicialmente un simple santuario a una ciudad, ante el rápido dinamismo generado por las peregrinaciones, siendo esta directa relación con el mundo jacobeo al que debe su actual esplendor monumental y simbólico. Con el tiempo se convirtió en una de las tres grandes ciudades santas de la cristiandad, junto con Jerusalén y Roma. La verdad es que todos los que visitan Santiago comparten que es ésta, una ciudad con una gran espiritualidad, mágica, especial, que te deja huella y a la que necesitas volver. Recorrer su centro histórico, recorrer sus serpenteadas y encantadoras calles, vivir la multiculturalidad de sus propios habitantes y de las diferentes nacionalidades de gentes que trae el camino, es toda una experiencia. Y qué decir de la joya de la corona: el conjunto Catedral-Plazas del Obradoiro, Quintana, Platería y Acivechería, una de las obras de arte más importantes de la historia. Es una de las grandes ciudades históricas europeas, lo que se le reconoció en 1985 con su declaración como Bien Patrimonio de la Humanidad.

LA CATEDRAL

Cuando llegas a la plaza del Obradoiro y te sitúas enfrente a esta majestuosa catedral, la miras y la verdad es que impone y mucho, y no sólo la primera vez que la visitas te deja sin palabras; muchos son los que se acuestan a sus pies y la sueñan colgando del cielo. Es uno de los grandes templos románicos de la historia, aunque posteriormente el elemento barroco lograse también una gran presencia en su estructura tanto exterior como interior. No menos relevante para los creyentes es el acceso a la basílica por la Puerta Santa cada Año Jubilar, único período en que se abre. El visitante de la Catedral de Santiago se encuentra con un ritual que los peregrinos practican desde hace casi mil años. El recorrido empieza en el Pórtico de la Gloria, uno de los más ricos conjuntos escultóricos románicos, obra del Maestro Mateo, realizada a lo largo de veinte años y terminada en el año 1188. El siguiente paso obligado es “el abrazo al Apóstol” situado en el altar mayor. Finalmente la estrecha escalera que hay detrás de la estatua dorada del Apóstol, conduce bajo el altar mayor a una pequeña cripta dorada que contiene los restos del santo.

EL BOTAFUMEIRO

En las celebraciones litúrgicas especiales y todos los días en años santos, a las 12 de la mañana, los visitantes podrán tener la ocasión de contemplar y disfrutar de uno de los momentos más mágicos y emocionantes del Camino de Santiago y que tiene lugar dentro de la catedral, es la singular ceremonia del Botafumeiro. Un espectacular botafumeiro plateado, de ochenta kilos de peso, cuya misión originaria ha sido aromatizar el templo, cuelga de una cuerda desde lo alto del crucero, y de un empujón en forma de impulso se desvía de la vertical, elevándose a 21 metros al alto de la bóveda con un arco de 65 metros, pasando casi rozando el suelo a unos 68 km/h dejando tras de sí un fino ronsel de humo y aroma a incienso. Sencillamente abrumador, algo que no te puedes perder si decides hacer el Camino o visitar la ciudad de Santiago de Compostela.

LA COMPOSTELA

La antigüedad de este documento se remonta al S.XIV y es el único que acredita la realización del Camino de Santiago. La Compostela está redactada en latín y la concede el Cabildo de la Catedral de Santiago a través de su Oficina del Peregrino a quienes justifican el haber recorrido al menos los últimos 100 km. de cualquiera de los itinerarios históricos a pie o 200 km en bicicleta o en caballo y también navegando. Regresar a casa con la Compostela es sin duda un recuerdo emocionante para un recorrido inolvidable y único que a muchos les marca para el resto de sus vidas.

[/lang_pt]

Eventos

Seminario “O Caminho de Santiago e a Identidade Europeia”

  • 25/03/2010
  • Lugar:

    Alvito | Centro Cultural

  • Organizado por:

    Diocese de Beja

LOCI IACOBI en Ourense: 24 e 26 de Novembro de 2010.

  • 24/11/2010
  • Lugar:

    Ourense

  • Organizado por:

    Secretaría Xeral para o Turismo

Más eventos

Noticias

09/05/12 Secretaría Xeral para o Turismo

Exposición itinerante “Olladas no Camiño de Santiago” en la localidad portuguesa de Barcelos

La S.A. de Xestión do Plan Xacobeo,  la Asociaçao de Espaço Jacobeus y la Cámara Municipal de Barcelos organizan  la exposición fotográfica ‘Olladas no Camiño de Santiago’ y ha sido inaugurada este fin de semana en la Biblioteca Municipal de Barcelos. La exposición permanecerá hasta el 26 de mayo y su horario de visitas es [...]

12/03/12 Secretaría Xeral para o Turismo

La Xunta colabora en la promoción de la Ruta Xacobea

El Xacobeo asesora y colabora con las asociaciones de amigos del camino de Santiago de  Madrid y Huesca. La Xunta de Galicia, a través de la S.A. de Xestión del Plan Xacobeo participará en varias iniciativas relacionadas con la difusión y promoción del Camino de Santiago. Para ello Rosa Vázquez, técnico de la S.A. de [...]

Más noticias

Socios

Secretaría Xeral para o Turismo

ESPAÑA


Más información

Communauté d'Agglomération du Puy-en-Velay

FRANCE

Más información

Diocese de Beja

PORTUGAL

Más información
Loci Iacobi | info@lociiacobi.eu | Contacto
Le Puy en Velay Secretaría Xeral de Turismo Diócese de Beja logo SodoeLogo UE